sábado, 21 de junio de 2008

Construcción. Faltan tierras para operar

El sector de la construcción atraviesa por un buen momento, ya que las garantías de seguridad del país han permitido que la inversión en edificación de infraestructuras haya crecido de manera significativa. Las proyecciones de crecimiento de Camacol para este año son 7,8 por ciento. El comportamiento de los cuatro primeros meses del año, revela que ha sido consecuente con lo que se esperaba ya que hasta el 30 de abril el aporte del sector al PIB nacional fue de 25.839 millones de pesos. Uno de los obstáculos que enfrentan los constructores del país es la falta de tierra ya que en muchos casos la que hay no es apta para construcción y la que reúne los requisitos se consigue a costos muy altos, situación que se ha convertido en un cuello de botella para el desarrollo y crecimiento de la edificación de infraestructura en el país aseguró el gerente general de la constructora Ospinas y Cía, Andrés Arango. A juicio del gerente de la firma Apiros, Jorge Luís López, -el comportamiento del sector ha sido satisfactorio y acorde con el que se había previsto a comienzo de este año, ya que la confianza que ha creado el gobierno con las medidas de seguridad ha hecho que el sector se comporte de manera positiva aumentando el volumen de edificación especialmente en los segmentos comercial y de vivienda. Sin embargo, considera que hay obstáculos que enfrenta el sector como es el caso de las tasas de interés que han aumentado en este ultimo año y que impiden que los consumidores puedan adquirir de una forma cómoda un inmueble.Los datos más recientes de las licencias de construcción y las proyecciones de Camacol confirman que la senda de menor crecimiento relativo -frente al pico de actividad registrado en años pasados- se mantendrá este año. El gerente de Proyectos de la constructora Amarilo, Camilo Congote, manifestó que el comportamiento del sector es estable, con una caída apreciable de la vivienda popular, pero no por falta de demanda sino por escasez de tierra. En este momento el sector se ha consolidado económicamente, con amplio conocimiento y capacidad de gestión. En su concepto, se trata de un mercado maduro que permite que los empresarios generen productos competitivos y con valores agregados, lo cual beneficia a los compradores. Dijo que en caso particular de la empresa, efectuó una inversión de 145 mil millones de pesos a finales de marzo mientras que en la inversión realizada en adquisición de inmuebles por parte de los consumidores fue de 229 millones de pesos a la misma fecha. El representante de la Organización Luis Carlos Sarmiento, Andrés Escobar, por su parte, manifestó que la inversión de los colombianos en este momento tiene que ver con el sector comercial ya que la demanda de oficinas, bodegas y locales comerciales son los que están con un mayor movimiento en las ventas. El tema de vivienda está un poco débil debido a que el aumento de las tasas de interés ha hecho que muchos compradores potenciales tengan prevenciones y reservas para adquirir créditos para la compra de finca raíz-, concluyó.