sábado, 21 de junio de 2008

Editorial. En busca del apoyo del Estado

Los altos costos del papel y la falta de control de la piratería, son los factores que más han afectado el sector editorial y de impresos.El comportamiento de esta industria a pesar de haber tenido un aumento en las ventas durante el último año se ha visto afectado por el costo de los insumos, principalmente del papel, materia prima utilizada por las compañías.La dinámica para este año, no ha sido la esperada por lo que se proyecta que después de la Feria del Libro que cerró hace poco, haya una reactivación en la elaboración y venta de textos, según considera el gerente General de la editorial de Ediciones Jurídicas, Andrés Morales. Por su parte, para el gerente de la firma Progreso Editorial, José Honorio Espinoza, una de las preocupaciones de los miembros del sector es la piratería de los libros y que en los colegios y universidades los docentes permitan que los alumnos saquen fotocopias a los textos en cambio de exigir la compra del mismo.-Esto reduce las ventas y hace que las editoriales no hagan lotes grandes de ediciones de obras de interés general lo que lleva a que el precio para el público sea alto-. Frente a este tema, los empresarios del sector coinciden en que el Gobierno debería imponer sanciones a aquellas instituciones educativas que permiten sacar fotocopias a los textos y otorgar un subsidio en los precios de los materiales para las compañías sin importar el tamaño de la misma, para que de esta manera se pueda bajar el costo de la producción. Así mismo, los industriales buscan la cooperación de los entes gubernamentales para favorecer las tarifas de insumos y de esta manera facilitar el proceso editorial y aumentar la exportación a países de Latinoamérica y Estados Unidos, que es donde más solicitan los libros colombianos por su calidad. Para la editora general de la editorial CLC, Blanca Lilia Garzón, este año el sector ha tenido un buen desempeño, especialmente, después de la Feria del Libro. En su concepto, las ventas han crecido al igual que la impresión de textos a pesar de los altos costos de los insumos.Lo anterior a pesar de que en el caso especifico de esta editorial ha aumentado la producción, pues pasó de imprimir el año anterior 4 ediciones por año a 8 en lo corrido de este. A su juicio, esto evidencia que el interés de la gente por leer no ha bajado a pesar de la llegada del libro electrónico.En lo que resta del año, los empresarios trabajarán en la creación de mecanismos tendientes a lograr que los lectores tengan conciencia de adquirir los textos originales y no acceder a la piratería. Así mismo, se están preparando para aumentar la producción de libros y de ayudas interactivas que complementen los textos en otros idiomas ya que el bilingüismo es inevitable especialmente para los que son de consulta escolar o universitaria.