miércoles, 2 de julio de 2008

INCENTIVOS A LA LECTURA, Los jóvenes necesitan la ‘imagen’ para leer

Por Ángela María Calderón
Especial para EL NUEVO SIGLO

Con el auge de tecnologías como la multimedia ahora es más difícil para las bibliotecas cautivar la atención y el interés de la población jovenEn el marco de la Feria Internacional del Libro, EL NUEVO SIGLO habló con la directora de la Biblioteca Nacional, Mary Giraldo Rengifo, sobre los planes que tiene esta entidad para promocionar la lectura en los niños y jóvenes.

EL NUEVO SIGLO: Con relación a la multimedia y los libros, ¿qué programas está llevando a cabo la Biblioteca Nacional para incentivar la lectura en esta franja de la población?
MARY GIRALDO RENGIFO: Con Fundalectura se está haciendo la capacitación a los empleados de la biblioteca en lo que corresponde a la promoción de lectura. Se están desarrollado metodologías como la llamada ‘lectura en voz alta’, en donde se selecciona un título y los asistentes se turnan para leerlo de manera continua. El primer año que se realizó esta actividad, se leyó la obra de Miguel de Cervantes Saavedra, El Ingenioso Hidalgo de Don Quijote de la Mancha. Por el tipo de obra pensamos que no tendría mucho éxito, pero para nuestra sorpresa sucedió todo lo contrario.

E.N.S: ¿Cuál es el mayor reto para llegarle a esta población?
M.G.R: El mayor reto ha sido darle gusto a estos jóvenes lectores. Esta no es una problemática exclusiva de nuestro país sino de todo el mundo. Esta es la eterna discusión, ya que este tipo de lectores están pasando por una etapa en la que son rebeldes y desean experimentar nuevas cosas. Por esta razón, el reto que se ha impuesto Fundalectura y la Biblioteca Nacional es solicitar a las editoriales que saquen publicaciones que estén acordes a las necesidades de éstos.

E.N.S.: ¿La Biblioteca Nacional ha pensado en crear nuevos espacios para jóvenes?
M.G.R: Sí, claro que se ha pensado en crear espacios sólo para ellos, pero desafortunadamente no contamos con los recursos necesarios para dotar de la manera que los jóvenes necesitan. Precisamente, en el caso de Bogotá, Bibliored ha estado dedicada a computarizar las bibliotecas de la ciudad y en capacitar a los empleados encargados en el lenguaje del Internet. También estamos creando paquetes audiovisuales que junto con la Dirección de Cinematografía del Ministerio de Cultura, se están realizando tardes en donde se pueden ver películas, porque sabemos que la mejor manera de llegarles a los jóvenes de esta generación es por medio de la imagen.