lunes, 21 de julio de 2008

PRODUCTO NACIONAL El cuero no pasa de moda

Por: Ángela María Calderón
Especial para EL NUEVO SIGLO

TENDENCIAS. Cortes formales y tratamientos especiales en las pieles son los procesos que más se están utilizando en la moda del cuero. Los grabados son la gran revelación en los accesorios y se amplia el abanico de colores.
Los cueros nacionales son reconocidos por su alta calidad , tanto así que desde hace mucho tiempo son producto de exportación. Este material es uno de los más versátiles en la creación de todo tipo de prendas, y en materia de moda lo que está ‘in’ son los procesos industriales y los grabados.
En este momento, la moda en zapatos son las hormas puntudas, la pedrería, los taches, los grabados, los adornos y los colores son lila, amarillo mostaza y plateados. “Las hormas redondas se van a imponer ahora, así como botas cosacas corrugadas. Estarán en auge todas las botas, pero especialmente las que vienen con arrugas y prenses”, dijo el diseñador Daniel Leal.
Sin embargo, el mercado del cuero no se queda ahí, los pantalones al igual que los vestidos siguen de moda en todos los colores; las manillas y la bisutería en este material también son muy solicitadas.

Colores, grabados y estampados

Los cinturones son accesorios básicos que siempre están de moda, especialmente en una temporada como esta, en la que se constituyen en elementos imprescindibles del vestuario. Ahora se utilizan más hacia la cintura, en diferentes opciones de anchos y colores.
Tanto en cinturones como en bolsos, durante este año se verán cueros muy suaves tipo ‘napa’, en gran variedad de colores, con grabados y estampados, especialmente flores, rayas y figuras estilo comic. Las hebillas llevarán terminados envejecidos con muchas piedras de colores, canutillos y bisutería en general.
“Las carteras son de tirantes cortos para colgar en el hombro o grandes pero sueltas, con detalles como apliques y argollas. Para hombres vemos correas con texturas envejecidas, cueros suaves con pespuntes y hebillas en chapa. Para los más jóvenes, cinturones en reata de diferentes colores”, explica la diseñadora Mónica Hernández.

Brillantes diseños

“En la labor del diseño ayudan mucho las partículas de los mismos materiales que están de moda. Esto significa que las pieles exóticas como babilla, cocodrilo, avestruz e iguana se pueden involucrar en cualquier tipo de accesorio”, dice por su parte la creadora Àngela Gutiérrez.
Y agrega que “es el caso de los distintos tipos de cinturones, las correas anchas de cocodrilo y las manillas. La última tendencia viene en pieles con accesorios, dentro de una moda brillante que se caracteriza por la pedrería, las joyas, los taches y los brillos incrustados”.

Materiales

En pedrería, las lentejuelas y los colores oro, bronce y plata no pierden vigencia. En cuanto a materiales, continúan la piel de pitón, el cocodrilo y los craquelados, al igual que los hilos lurex (metalizados), los corchos y las fibras naturales, como el costal o el yute.
“Los colores del año anterior también seguirán, es decir, los tonos pasteles y ácidos, pero llegarán este semestre los tonos metalizados (oro, bronce y plata). Igualmente, en pedrería se mantienen las mariposas, las libélulas y las mariquitas. Para el segundo semestre vienen los apliques de reptiles: cocodrilos, tortugas y serpientes, que se verán en carteras, cinturones y en el calzado”, explica la diseñadora Katherina Sánchez.

Muchos estampados e incrustaciones de todo tipo se están imponiendo como un toque elegante y joven. La idea es que el cuero parezca más trabajado y con más textura, que se extiendan en sus aplicaciones y los procesos en los que se transforma.
Por su parte, la diseñadora Yolita Guerrero agregó que siguen mandando la parada “los colores metalizados en cuero, tonos en rosado, plateado y dorado”.

Tendencias

La moda de cada temporada está comprendida por cinco matrices, que este año son: Suave, Duro, Exploración, Uniformes y Active.
Suave: Definida por un romanticismo barroco, la ingenuidad en la mujer y las remembranzas del amor que toma la forma de mariposas en el estómago; además de la unión de los amigos y la familia y la atmósfera de los años veinte.
Duro: Ofrece la rudeza de la moda, con combinados excéntricos, brillos y charoles, y el concepto de exhibicionismo presente en la noche.
Exploración: Es la esencia del ‘boom’ de la globalización que deja saber de todo un poco y hace vivir, ávidos de experiencias nuevas.
Uniformes: Identifica nuestra necesidad de pertenecer a un grupo y recibir la aceptación de la sociedad. Es la búsqueda de reconocimiento para crear pertenencia.
Active: El mercado del deportivo se traslada a los universos del vestuario formal, casual y jeanswear.