viernes, 12 de febrero de 2010

ISABELLA SANTODOMINGO, 90% DE REALIDAD Y 10% DE FICCIÓN Mujer multifacética que se apasiona por las letras

Por Ángela María Calderón
Periodista de El Nuevo Siglo

Sony Entertainment Televisión produce una serie con el mismo nombre de uno de sus libros, Los caballeros las prefieren brutas.

Como una mujer sencilla y luchadora se autodefine Isabella Santodomingo, un personaje que en Colombia no sólo ha sobresalido por su talento actoral sino también por haber brillado con luz propia en cada una de las facetas que ha decidido experimentar para darse cuenta que su verdadera pasión es el contarle al mundo su particular manera de ver la vida por medio de la escritura.

Para este año, la actriz tiene muchos planes, entre ellos el estreno de la película colombo panameña Chance -donde debuta como protagonista-, organizar su próximo stand up comedy que aunque no tiene claro cómo titulará el espectáculo tiene en mente los nombres “Sexorcismo” (igual que un libro de su autoría) o “Diamante en bruto”, y el desarrollo de proyectos de la compañía dedicada a la creación y producción de contenidos que tiene con la también actriz Paola Turbay, llamada Partida de Ideotas, y piensa estudiar una temporada en Los Ángeles.

Tras el éxito hace unos años de su libro Los caballeros las prefieren brutas, este año la productora en Latinoamérica Sony Entertainment Televisión decidió adaptar un guión del tema con el mismo nombre para una serie que saldrá al aire este mes y en donde brillará el talento colombiano. Productora que para la autora logró captar la esencia de lo que ella quiere transmitir por medio del texto al lector.

A pesar de ser considerada como una figura de culto entre las mujeres por sus escritos y causar gran expectativa cuando comienza a hablar de lo próximo que va a hacer, es algo que en realidad no le afecta. ‘‘Yo no lo estoy haciendo por lucrarme, yo sólo me divierto mientras escribo y narro lo que me sucede a mí y a las personas que me rodean; si la gente me quiere interpretar mal, a mí como persona, no en libros, lo fácil es decir ‘ella se cree psicóloga, se cree que sabe’. En el libro digo que no sé, como no sabemos ninguna, y no vamos a saber nunca. Lo único que hago es divertirme mientras comparto mis dudas y mis vivencias a los demás”.

Su filosofía la define como 90 por ciento de reflejo de su visión de la realidad y 10 por ciento de ficción. ‘‘Cuando lancé el libro fue tímido, y fue gracias al boca a boca que se fue dando, y hoy por hoy soy una figura de culto. Se siente bonito, pero no me siento más farándula”, dice con toda seguridad.

Su acercamiento a la escritura comenzó a los 13 años con la realización, edición y distribución de una caricatura llamada Chela, que intentó vender sin éxito en el edificio donde vivía en esa época con su familia. Este comienzo marcó su vida ya que a pesar de que a nadie le gustaba por lo mala que era, para ella tenía gracia y fue algo que puede decirse que le dio un punto de partida en el mundo de las letras.

Asimismo su apellido y talento le abrieron puertas para desempeñar su faceta periodística en diarios de su natal Barranquilla como El Heraldo y El Caribe, y al llegar a Bogotá le permitieron ser columnista de El Tiempo y Soho y crear las revistas Shock y Control TV, al igual que ser directora de la revista Carrusel durante 4 años.

La actuación llegó por casualidad a su vida, y se convirtió en una pasión, la cual intercala con sus demás responsabilidades y le ha dado grandes satisfacciones a su vida pero que no la ha apartado y le ha ayudado a confirmar que lo suyo son las letras y el contar cuentos que diviertan a los demás. En cuanto al stand up comedy, Isabella Santodomingo dice que es una experiencia maravillosa ya que nunca se sabe qué va a suceder, pues el interactuar con el público permite que cada presentación sea diferente. Todas las experiencias de su vida las tiene compiladas en su computador, pues todas las noches llega a escribir cómo fue su día, elementos que utiliza para la realización de sus libros.

La falta del gen del miedo es lo que ha hecho que esta talentosa mujer se haya movido en tantas facetas, logrando así consolidar una exitosa carrera que sigue en ascenso, pues considera que aunque la vida no es tan elemental como se cree hay que vivirla, aprender de los errores y avanzar sin arrepentirse de nada.