sábado, 13 de marzo de 2010

La exploración geométrica de Fanny Sanín

Los asistentes podrán deleitarse con la abstracción de cada una de las pinturas de la creadora bogotana. CON 10 obras en acrílico y 19 en papel, perfectamente balanceadas, con formas geométricas en torno a un eje vertical, la artista Fanny Sanín trae de regreso, a la Galería Alonso Garcés, su talento a Colombia.

En su muestra, la artista expone su comprensión perfecta de la tonalidad que le permite avenirla de forma inesperada creando una armonía rítmica. Cada pintura es precedida por una serie de dibujos, donde la artista encuentra la combinación perfecta de figuras y color, logrando una magistral composición.


Durante los últimos 40 años, Sanín ha desarrollado su trabajo sobre la abstracción geométrica constructivista y sus variantes en el arte cinético que la hizo adaptar algunos de los principios del minimalismo y del conceptualismo. Así su obra ha tenido cambios sutiles en el desarrollo de las pinturas abstractas, incluyendo la incorporación de formas diagonales y tinte horizontal.
Recopilación de 40 años de trabajo


Su obra se destaca por haber ocupado un papel protagónico en la escena de las artes plásticas en Colombia desde el comienzo de los años sesenta, donde impuso una posición de constante intercambio con el pensamiento global, con la escena del arte internacional, pero referenciada de una forma sutil y profunda a reflexiones propias de su origen latinoamericano.


Sanín hace parte de una generación de artistas que dio los cimientos a las artes plásticas en Colombia, junto a Edgar Negret, Eduardo Ramírez Villamizar y Omar Rayo, entre otros, y abrieron a partir de mediados de los años cincuenta la posibilidad exponer sus obras en el extranjero sin tener que abandonar la sensibilidad local.


El trabajo de la artista le permite al visitante explorar las infinitas posibilidades de ver un ordenamiento de formas duras de la geometría desde el interior del universo propio de la pintura que le sirve de metáfora de un sistema de signos que se repliega sobre sí mismo. Es sorprendente cómo logra que no se repita ninguna figura entre sus cuadros. El estudio de la geometría utilizando una técnica bidimensional desde la pintura y el dibujo le permite a Sanín explorar a través de una racionalidad espacial.


La creación de los sistemas espaciales con distintos manejos de la profundidad, recrea la armonía sensorial de cada una de las estructuras, apoyándose en cómo se comporta la sociedad en torno a la percepción de los colores.


Gran colorista


Gracias al color cada una de sus piezas tiene un carácter definido dándole un ritmo y vibración interna permitiendo así que despierten en el imaginario y percepción colectivos sentimientos que al verlas nuevamente el espectador pueda descubrir algo nuevo en ellas.


Las piezas que exhibe de su último periodo, que abarcan varios años de producción desde el 2006 hasta hoy, quizás tengan una connotación mítica y espiritual. El juego con el color y las formas nos llevan al interior de un espacio muy íntimo, intelectualmente muy cercano a la experiencia sensible de un paso hacia otro lado que va más allá del orden de lo que existe. Un lugar trascendente más allá del propio universo de las pinturas.


La artista


Fanny Sanín nació en Bogotá en 1938, en 1960 recibió el grado de Maestra en Bellas Artes de la Universidad de los Andes. Desde entonces se ha consolidado como una de las artistas contemporáneas más importantes de Latinoamérica. Sanín ha expuesto individualmente en la Galería de Arte Moderno en Monterrey (1964); en la AIA Gallery de Londres; en la Unión Panamericana (OEA) en Washington (1969), de igual forma participó en la exposición Works on Paper - Women Artists en el Brooklyn Museum de Nueva York (1979).


Debido a su gran trayectoria como artista recibió en 1983 el Premio de Colombia, el honor más alto otorgado a un colombiano viviendo en el extranjero y fue honrada con una gran exposición retrospectiva en el Museo de Arte de Bogotá en 1987. Su trabajo ha sido presentado en docenas de exposiciones individuales y en casi 150 colectivas por toda América y Europa.