jueves, 4 de marzo de 2010

SUS OBRAS REPRESENTAN LA REALIDAD NACIONAL Tras los objetos perdidos de Eduard Moreno

El artista exhibe piezas en gran formato elaboradas con una técnica muy poco convencional que incluye papel carbón, laminilla de oro y óleo

La Galería Mundo inaugura la exposición Objeto perdido del artista Eduard Moreno; una serie de pinturas que giran en torno a la memoria colectiva, a la nostalgia del paso inevitable del tiempo y al desgaste que éste produce tanto en los objetos como en nuestra existencia. Objeto perdido es una propuesta que se compone de una decena de obras en gran formato elaboradas con una técnica muy poco convencional que incluye papel carbón, laminilla de oro y óleo. La combinación de estos elementos y las particulares imágenes representadas pretenden evocar el concepto de memoria, del paso del tiempo y la nostalgia de los años dorados.

Una de las características notorias de esta serie es la reducción cromática, debido al uso de las hojas de papel carbón, que hacen de fondo en sus composiciones, las cuales conservan huellas y registros de su utilidad anterior y que afianzan el sentido que Moreno quiere dar a su obra.

“A veces me llega papel carbón de un juzgado en donde se habla de casos de soldados y personas que han perdido la vida en los procesos de recolección manual de coca, y es inevitable que la imagen que se plasme en este caso remita a su representación”, dice el artista.

Para Eduard Moreno, el arte debe hablar del lugar geográfico y del tiempo en el que se habita; en el caso de Objeto perdido, sus obras presentan algunas de las características que marcan la realidad nacional, como son los problemas de narcotráfico, las riquezas efímeras y las añoranzas de pasados mejores. En esta exhibición, la creación de un mundo existente por sí mismo es reforzada por la aplicación de técnicas como la superposición de imágenes, un efecto que se puede comparar con la aparición de escenas y recuerdos en la memoria que calan en las capas más profundas de la consciencia.

La composición no deja duda de una intención plástica y la técnica es cuidada y realista, lo cual, aunado al negro sobre el que pinta, crea un efecto de contraste. “Me gusta engañar al ojo profano. Las pinturas son hechas casi a la usanza del bodegón, pero de lo decorativo, de la belleza, pasan a hablar de la tragedia y del desplazamiento”, indicó Moreno.

Sobre el artista

Eduard Moreno Sánchez nació en Bogotá en 1975. Estudió en la Universidad Nacional de Colombia, en donde recibió el grado de Maestro en Artes Plásticas con una especialización en Pintura.

Posteriormente viajó a España gracias a la Beca de excelencia para Artistas Colombianos Carolina Oramas-Icetex 2005, con la que realizó cursos en Historia de Arte Contemporáneo en el Instituto de Artes de Madrid. Desde 1999 viene participando en exposiciones individuales y colectivas ganando diferentes distinciones entre las que se destacan: Primer premio V Salón de Arte Joven El Nogal 2009, Primer Premio en el 20 Salón Nacional del Fuego 2008 - Fundación Gilberto Alzate Avendaño, Bolsa de Trabajo Codensa 2008, Mención de Honor en el Concurso Premio Fernando Botero 2008, Mención de Honor en el Segundo Salón de Arte Bidimensional 2005-Fundación Gilberto Alzate Avendaño, Mención Especial en el X Salón Regional de Artistas de Bogotá 2003, Primer Premio en la primera y segunda versión de Barrio Bienal I.D.C.T. Bogotá 1999 y 2003 respectivamente; Mención de Honor en el 1º Salón de Pintura Joven Club El Nogal 2003. En este mismo año recibió el Primer Premio compartido en el Concurso Nacional de Poesía “Descanse en Paz la Guerra” de la Casa de Poesía Silva. Actualmente vive y trabaja en Bogotá donde también es docente en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Jorge Tadeo Lozano.